una historia antigua

Ayer

Abro el was del grupo y veo fotos de mi amiga celebrando el 92 cumpleaños de su profesor de ballet. Ella fue casi profesional y tuvo que dejarlo por una lesión

Mi estómago se revuelve

Frente a mi pasan imágenes del bouling sufrido( entonces no tenía nombre) por parte de compañeras de la clase de ballet, impulsado por el profesor. Ese al que ahora festejan

La historia

Un día cualquiera después de clase de ballet ( mi gran pasión y única vocación de niña), una compañera baja haciendo demasiado ruido por las escaleras delante de mí. El profesor abre la puerta furioso y me interpela , preguntando quién hace ese ruido.

No soy una chivata, argumento desde mis 11 tiernos años

Soy alumna “oficial” del Conservatorio municipal de música .

Él tiene la concesión del uso de la sala de baile de manera gratuita a cambio de dar clases a las “oficiales” del conservatorio. La oficiales pagamos una matrícula para todo el año de clases. A él le llaman la atención, la dirección del Conservatorio, si hay ruido en las escaleras, pues es el último piso

Monta en cólera y llama a mi madre para hacerme entrar en cintura, declarando el nombre de la culpable.

Con once años lo único que tengo es mi honor, me temo.

Me mantengo firme, mientras entre los dos : madre y profesor; me acosan desde todos los ángulos para que flaquee

No cedo

A partir de ese día no vuelvo a entrar en clase.

El profesor manda a compañeras a informarme, al pie de las escaleras, de que hay ensayos para actuaciones ( de las alumnas de privado) o cualquier otra excusa disuasoria de  mi acceso a la clase

No sé  en qué momento desisto de seguir intentándolo y renuncio a mi sueño. Soy consciente, además,  de que en mi casa no hay dinero para financiar mi formación de bailarina

No conté a nadie mi decisión de renunciar a mi sueño hasta muchos años después, a mi madre. No me creyó capaz de tomar una decisión así a tan tierna edad

Ayer

Después de leer el was de la celebración, mi primer impulso es explicar lo que opino, por el mismo medio, de este hombre; 50 años mas tarde de los hechos de los que hablo,

Desisto de hacerlo. Nada va a cambiar de lo que ocurrió… ni de las consecuencias en mi vida.

Dejo que mi amiga disfrute del momento

Quizás ha llegado el momento de perdonar

edpt

 

Esther de Pablo Temiño

Anuncios

2 comentarios en “una historia antigua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s